viernes, julio 13, 2007

Arte

Tomábamos algo en un local del centro con paredes repletas de cuadros raros de nuevas promesas a precios indecentes.
Él contaba anécdotas sobre su vida en Chester y yo estaba que ni me lo creía. Hacía un esfuerzo sobrehumano por no perderme en la explicación, pero mientras aquel “dios griego” hablaba sin parar yo me sorprendía con eso de tener ante mí a la única persona que conozco que no hace ni un solo gesto que le afee las facciones.
Para mis adentros, no me sentía a la altura de esa perfección de la que él no parecía ser consciente por una cuestión de sincera modestia.
Quería tocarle la cara y las rodillas; siempre me habían gustado. Quería meter mi nariz en su cuello y quedarme allí para siempre. Quería, sobre todo, decirle todo eso de la cara, las rodillas y el cuello antes de que saliéramos del bar y nos despidiéramos a la altura de su coche.
Claro que, como no me atreví con lo de la confesión, él apuró su cerveza y yo empecé a morderme compulsivamente el cuello del jersey. El único camarero del pub abandonó en ese punto el interés por las historias previsiblemente fallidas y cogió un periódico. Eso me molestó porque daba a entender claramente que la batalla estaba perdida.
Cuando salimos a la calle él se metió las manos en los bolsillos mientras yo me atragantaba con un hilo de lana que llevaba masticando desde que se acabó la conversación. Creo que para cuando paré de toser, unos cinco minutos de ridículo, él ya había cambiado de opinión. Ahora pienso que a lo mejor -- sólo a lo mejor, digo-- si hubiera reprimido esa mala costumbre de meterme cualquier cosa en la boca él me lo habría dicho antes de subir la ventanilla y poner el coche en marcha.

13 Comments:

Blogger chanchiss said...

jajjajajaj ¡QUÉ BUENO!

A LA YUGULAR, A LAYUGULAAAAAAR, HABERTE LANZADO A LA YUGULAR.

Pero... ¿Qué relación guarda el cuadro con el relato? ~_~

¡SALUDOS!

11:57 a. m.  
Blogger Lena said...

La exposición de cuadros del local en el que estábamos era lo que se denomina "pop art"; ya sabes, para gente moderna entre la cual no me incluyo. Dame unas Meninas y te estaré mucho más agradecida ;))

Besos chanchiss :))

12:03 p. m.  
Blogger METIS said...

eso de meterte cualquiera en la boca.. mmm alguno te dira algo¡¡¡:-) (lo siento, ya me conoces, tengo la mente muy sucia), que hable el intolerante, a ver que dice.

Quizas te salvaste de una buena lena, muchas veces la perfeccion no va ligada a la del alma.

besossssssssss

12:53 p. m.  
Blogger KAMELAS said...

La perfeccion es la mar de aburrida ... a mi me encanta la gente con la cara de goma , la boca grande y la sonrisa llena de dientes ..

Yo creo que deberias haber escupido el hilito de lana y haberle comido la lengua sin previo aviso , jajajj ..

Un beso !!

12:54 p. m.  
Blogger Adrian Pegaso said...

No esta muerto quien pelea, dicen por ahi...

Seria cuestion de intentarlo nuevamente y esta vez con mayor garra.

Bexos
Ad

1:53 p. m.  
Blogger EL HIPPIE VIEJO said...

LENA, SIEMPRE LENA!

BUE, SI HAY UNA PRÓXIMA VEZ..VALOR!!!
A LA YUGULAR, COMO DICE CHANCHIS!
JE!

AMIGA, UNA ALEGRÍA SABER DE TI

QUE TENGAS UN HERMOSO FIN DE SEMANA!!!

BESOS MIL


ADAL

4:18 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Mi niña, el mundo es de los valientes!!! Así que la próxima vez que lo veas, ya sabes, sin dudarlo y pa'lante! Feliz fin de semana!

6:16 p. m.  
Anonymous Fran said...

¿Las rodillas? ¿Deduzco que iba en pantalón corto? ¿Es algún tipo de fetichismo personal esa pasión por las rodillas? ¿Te importa si tienen el menisco roto?

Besos, de rodillas, obviamente.

10:38 p. m.  
Blogger EnLaOscuridadDeLaNoche said...

De poco sirve darle vueltas... la próxima vez... reserva tu boca para la suya.
Un beso.

5:34 p. m.  
Blogger Panchy said...

Tu y tus historias pequeña..........Para la otram si es que la hay........de frente y mar....jajjajja.

Con respecto a andar hechandose todo a la boca como los bebès, no señorita, ve que se puede ahogar....debe cuidarse, mirenla que la mamà debe andar retandola por andar haciendo cosas que no debe.

Buena semana mi niña preciosa......besitos como siempre.

7:18 p. m.  
Blogger Mikel said...

No creo que sea una mala costumbre la de echarte algo a la boca.
El tema es que hay que saber decidir el cuando, el como y el donde.
Sabes una cosa para la proxima vez:
La mejor defensa es un buen ataque.

7:42 a. m.  
Anonymous un intolerante más said...

bueno Lena, que historia la tuya; jamás pensé que me vieras así de guapo (aclarar a Metis y a los demás que ese tío del que hablas soy yo).
a, se me olvidaba, si quieres tocarme las rodillas o tal vez llevártelas a la boca por mi no hay problema.

9:50 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7:15 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home