lunes, abril 03, 2006

Hoy, para ÉL

Hoy recordé sus manos encallecidas y su olor a tabaco mezclado con colonia. Hoy recordé como me esperaba al final del paseo, atento y sonriente. Siempre sonreía, hablaba muy bajito, poco, pero a la vez decía tanto…
Hoy recordé aquellas comidas, aquellos silencios y se me llenaron los ojos de lágrimas. Lo echo de menos, no se lo cuento a nadie, pero sigo llorando cuando soy consciente de que ya no está, de que no volverá a abrazarme y llenarme de besos contenidos. Hoy, que hace dos años que te has ido, sólo quiero decirte, que fuiste grande, que me hiciste sentir lo más importante, que sé lo mucho que me quisiste y los buenos deseos que tenías para mi. Querías que fuera feliz. Allá dónde estés, tranquilo, lo estoy consiguiendo, unos días más, otros menos; sé que me cuidas como yo intenté cuidarte a ti.

11 Comments:

Blogger panchy said...

Lena, se que estas tristes, pues las partidas asì lo son y mas aun cuando quien se nos va, es una persona a quien amamos.
Tranquila, seguro que èl lo esta, sabiendo que eres o por lo menos intentas ser felìz, si sirve de algo te acompaño en tu dolor.
Gracias por tu comentario,de lo que escrito es el que mas me gusta, ya que es sin duda para alguien demasiado especial,esa persona sabe que es para èl, aunque no es de mi autoria, pero refleja este sentimiento.
Cuidate mucho, besitos.
Tranquila los recuerdos hacen bien si son con amor.
Con mucho cariño........PANCHY

12:14 a. m.  
Blogger Sknegra said...

Anímate. Seguro que esté donde esté se acuerda de ti y más viendo en la mujercita que te has convertido.
Yo nunca tuve un padre, bueno.. mi abuelo es como mi padre.

Espero que estés bien.

Un beso!

5:32 a. m.  
Blogger Mariposa_de_agua said...

Som aquellas personas, que te ha entregado tanto, son aquellas que hubieran dado su vida por uno, son aquellas persona, que te aman sin pedir nada, son aquella que crean con su manos, un mundo mágico, son aquellas, que te hacen pensar que este mundo es mejor, pero cuando ya no estan...será la persona que nunca podremos olvidar, aquellas que se mudan de tu mundo fisico, para vivir por siempre en tu espiritud, alojado, ahi muy juntito..en nuestro corazon.
Un gran abrazo Lena. ya son 10 años..y él habita en mi corazon, como siempre.
Cariños
Pia.

4:02 p. m.  
Blogger ADUREN said...

Sabes que cuentas con mis brazos para dejarte caer cuando así lo sientas.
En este instante de pena y recuerdo, te entrego mi silencio...mi compañía.

Te espero.

Cristián

5:03 p. m.  
Blogger Desahogoo said...

Lena, amiga, es díficil entender que los motores de nuestra alma, inevitablemente parten, lo importante creo yo, es comprender que simplemente han adelantado su partida para hacernos más fácil el camino a los que algún día tendremos que seguirles, en cierta forma y estoy convencido, nos reuniremos con ellos tarde o temprano ratificando ese amor que nunca ha dejado de existir. Besos!!!

6:09 p. m.  
Blogger Rafael P.Q. said...

A ver si puedo dejar este comentario, porque comenté en el anterior post y nada....
respecto al post...la verdad es que no se que decir, las despedidas son tan...tan...uno no quiere que se vayan esas personas queridas y...y cuando se han ido, uno vuelve a recordarlas, a magnificarlas, a recordar esos detalles que eran los que importaban, los que hacian la existencia agradable...
Vaya, que te deseo lo mejor, y si estas triste, echale la culpa a la primavera....¡pero alegrate lo antes que puedas¡¿vale?
besotes, espero que salga el post.

6:11 p. m.  
Blogger Úrsula said...

Sinto-o muito.

6:18 p. m.  
Blogger LaGárgolaAzul said...

Bufff... Qué bonito... Me ha recordado a mi abuelo :_)

Y por cierto, gracias por tu comentario, me pasaré por aqui más veces.

7:27 p. m.  
Anonymous Peter Pan Demonium said...

Llora tu dolor, pero no olvides volver a sonreir.

Besos.

PD: Que me dice Adán que no estés triste. ¿Le harás ese favor?

9:09 p. m.  
Blogger JINRAY said...

Cuando me pasó a mi me vino un sentimiento de culpa de no haberle aprovechado más tiempo. Por lo menos me sirvió de lección para el futuro.

9:15 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Es difícil hablar cuando la bala destroza este pecho de comprimido pulmón. Desisto. No sé cómo es esto de olvidarte entre la falsa cotidianidad de un espacio que tuvimos que compartir, que hasta compartiendo hay una enfermedad del beso, de la muerte en los talones, el espejo sin ti.
Acuérdate de los agujeros Lena y que la próxima cabina esconda una nueva llamada, la esperanza en tu regazo, la vida.
Abrazos.

3:16 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home